La proyección holográfica, la nueva tendencia digital entre las empresas

Recientemente se está escuchando mucho hablar sobre los hologramas o las imágenes holográficas. Sobre todo, en el mundo empresarial estas proyeccionesse están utilizando cada vez más para hacer presentaciones en eventos y otros actos relacionados con su actividad. Pero lo cierto es que la proyección holográfica nació en la década de 1940, en un formato mucho más rudimentario.

¿Qué es?

Antes de adentrarnos en sus múltiples aplicaciones es preciso definir de qué estamos hablando. La palabra holograma proviene de la unión de los términos griegos holos, que significa completo o entero y gamma que es mensaje. En 1949, Dennis Gabor , ingeniero eléctrico y físico británico, fue el primero en usar estas dos palabras para desarrollar su trabajo del método holográfico, es decir, una técnica basada en crear un mensaje o una imagen completa. Evidentemente, podría confundirse con una imagen fotográfica, pero a diferencia de esta, un holograma se caracteriza por ser una imagen 3D o que, como mínimo, tiene la intención de parecerlo.

¿Cómo funciona una proyección holográfica?

Su funcionamiento se basa en la división de un rayo láser en dos haces mediante un espejo en ángulo para crear un haz de objeto y un haz de reflexión. Entonces, la ilusión se crea por el hecho de que el haz del objeto se refleja fuera de este (que será el que forme la imagen del holograma) y el haz de reflexión incidirá directamente en la placa. Cuando ambos haces se juntan es cuando aparece el holograma.

Aplicaciones para las empresas

Como ya se avanzaba existen muchas aplicaciones. En primer lugar y, quizás, el más frecuente, es para presentaciones de productos en eventos, ferias u otros. Muchas corporaciones están empezando a incluirlas en sus sesiones de pitching robots y hologramas, hecho que les permite posicionarse como una empresa al día de las nuevas tecnologías, así como sorprender y capturar la atención del público. Además, por el hecho de ser una proyección hiperrealista y en 3D, es más fácil transmitir las ideas y conceptos de lo que se quiere mostrar al público, aparte de que este puede interactuar y vivir la experiencia en primera persona.

Aunque están todavía en fase de ensayos, otra de las aplicaciones podría ser, a largo plazo, las videollamadas con hologramas . Esto permitiría ofrecer un sistema de telepresencia que mostrará a la persona que se encuentre detrás de la pantalla como un holograma, mediante vídeo volumétrico y técnicas de realidad aumentada. Con esto, otra vez, se conseguiría mejorar la experiencia de los asistentes y dar sensación de proximidad, cercanía y profesionalidad por parte de la empresa.

Desde Santana Jerez ofrecen la ayuda para hacer realidad proyectos mediante la proyección holográfica.

Abrir chat